Tuve la suerte de estar en el concierto de OT El Reencuentro y os puedo contar algunas cosillas que no se apreciaran por televisión

Era para mí una noche especial. Iba a viajar 15 años atrás, hasta los 19, y revivir uno de los conciertos más emocionantes que había vivido en mi vida. Estuve en ese show en el Palau Sant Jordi, cuando los triunfitos acababan de abandonar la Academia de Operación Triunfo. Y ayer estuve en el concierto OT El Reencuentro. Sí, disfruté como una niña, cantando –ni mucho menos tan bien como algunos de ellos– y bailando. Pero también enamorándome por momentos, sobre todo cuando llegó el momentazo: “Escondidos“.

Me quedé muerta cuando vi la famosa cobra, que muchos dicen que no lo fue. Creo que si Bisbal no se hubiera ido tal vez hubiéramos tenido follón con una venezolana que había entre el público… Dicen algunos que en un plano que se ve desde detrás, y que solo se pudo ver en las pantallas laterales del escenario, se ve que no. Señores, yo sigo viendo que ella quería algún besito más, no sé si en la boca, pero demandaba un poco más de cariño. Y si no, mirad el vídeo a continuación. Aunque no quiero dejar de decirle a Chenoa “olé tú” por tener las narices de cantar con un ex que te dejó por otra. No sé yo si hubiera tenido valor…

Dicho esto, voy a contar algunas cosillas que no salieron por la tv, pero que sí que pasaron. No tanto sobre el escenario, que era el centro del cotarro, sino entre el público.

El momentazo en la grada: La entrada en el palco de Paula Echevarría. Solo os digo que se le ocurrió hacerlo cuando aun quedaba media hora para que empezara el show y tuvo que irse a refugiar porque no la dejaban. Su hija Daniella también la acompañaba, con una gorra que no dejaba ver su rostro. Durante el concierto se la quitó.

Piel de gallina… ??? #Bravo @davibusta @giselaoficial #OT1 #OTelreencuentro

Un vídeo publicado por Paula Echevarria (@pau_eche) el

El momento cero celos: Mucho se habló en su momento de la química entre Gisela y David Bustamante. Entusiasmada, de pie, cantando y grabando estaba Paula Echevarría cuando su marido y la catalana cantaron “Vivo por ella” en OT El Reencuentro. De hecho, la actriz de Velvet se levantaba en pocas ocasiones de su asiento y esa fue una de ellas. Estuvo muy pendiente de su pequeña.

El más guapo de la grada: Jesús Vázquez. A pesar de no ser el presentador de la primera edición, no quiso perderse la cita histórica con OT El Reencuentro. Muy simpático y agradable, se levantó varias veces a saludar a todos los que gritaban su nombre.

El momento más familiar: Los padres de Bisbal buscando un sitio adecuado en el palco. No son tan famosos como su hijo, pero sí que son conocidos y su aparición en el palco llamó la atención de sus fans.

El momento más prescindible: Sé que no tiene la culpa, que David Bisbal no dejó a Chenoa por ella, pero no gustó entre el público la presencia de Rosanna Zanetti. Algunos comentarios fueron muy crueles y sin sentido. Pero es lo que pasa estar en medio de una de las ex parejas más deseadas de España. Tuvo que aguantar que el público gritara Chenoa cuando se estaba acomodando en el palco. Eso sí, no hizo caso de la gente y bailó con ganas el “Atrévete” de la mallorquina. Bien hecho.

El momento arrrgggg: Sin duda el modelito de Zanetti. Ya veis que de la misma manera que la defiendo, también la critico. No tiene sentido que aparezca con un mini vestido –se tenía que tapar el culo para que no se le viera nada cada vez que se movía– lleno de lentejuelas para sentarte en una grada. Si fueras parte del show… Aunque en parte sí que lo fue.

El momento nostálgico: Lo dedico a los fans. Y me incluyo. El concierto estaba lleno de gente de mi edad y más mayor. Todos queriendo revivir momentazos que había vivido hacer 15 años. Detrás mío, una chica bastante hooligan con una sábana con las caras de todos los triunfitos. La tenía desde hace 15 años. Delante, un chico venido de Andújar para ver a su querida Natalia. Increíble cómo vibraba con cada actuación de benjamina de los triunfitos. Con pancarta incluida, su emoción era tal que se fue sin la chaqueta nada más acabar el concierto.

Mi momento: Sin duda, “Escondidos“. Lo fue hace 15 años, y lo volvió a ser en el concierto de OT El Reencuentro. Miradas, gestos, voces, sentimientos… Por mucho que ya no sean pareja, sigue habiendo chispa y química. No soy muy fan de Chenoa, pero ayer me solidaricé con ella, ya que se notó que fue un momento muy duro para ella. Supongo que él tuvo bronca, porque si no, no hubiera sido necesaria esta foto al día siguiente de tan comentado instante…

Y no quiero acabar este post sin hacer una pequeña mención a todos aquellos que se han dedicado a criticar. Deberían preocuparse por otras cuestiones más importantes que meterse con toda una generación que solo quisimos revivir parte de nuestra vida. Ellos estaban emocionados y no todos se suben a un escenario habitualmente. Es normal que desafinaran, que se olvidaran de presentar a compañeros, que cometieran errores como lo hace cualquier humano (#soyhumana diría Chenoa). Lo que se vivió en el Sant Jordi sacó las emociones a relucir de más de 15.000 personas. Normal ponerse nervioso, ¿no? ¡Viva OT1!

Gracias por estar ahí, y recordad que podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Love,

Andrea

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies