Una vez te has pasado con la decoloración no te queda más remedio que cuidar aun más tu cabello y, en casos extremos, cortar

Es muy fácil opinar sobre un tema cuando has leído sobre él o has estudiado el caso en concreto. Pero creo que es mucho más válida dicha opinión si lo has vivido en primera persona. Y ese es mi caso. A finales de 2015 se me quemó el pelo por culpa de la decoloración. No voy a dar nombres, no hace falta hacerlo. Lo importante de este post es saber cómo recuperar el cabello. Y os lo voy a explicar, pero voy a empezar por el principio.

Muy contenta salí con mi cambio de imagen. Entré en la peluquería morena y salí rubia. Y eso solo se puede conseguir con decoloración. Ahora que he tratado con otros profesionales, me han explicado que hacer este cambio en una sola vez no es nada aconsejable, ya que suele pasar lo que mé pasó a mí. Se me quemó el cabello. Y hoy, casi un año después, aun tengo las puntas… En fin. Que lo más adecuado es ir poco a poco, ¡y no dejar puesta la decoloración durante casi dos horas!

Last Thursday in @Mango party with #kendalljenner #tribalspirit ???

Una foto publicada por Andrea (@andycreus) el

El primer día que me lavé el pelo en casa después de la decoloración casi me pongo a llorar. Definirlo con un “como un estropajo” creo que se queda corto. No sabéis lo que me costó desenredarlo, si es que lo llegué a conseguir del todo.Y para rematar, se me rompía solo y cuando lo quitaba del cepillo –mi inseparable y siempre fiel cepillo de Beter– parecía como una especie de pasta… algo muy desesperante, de verdad. Lo primero que me hicieron para intentar recuperarlo fue un tratamiento capilar de bótox, en mi centro de confianza, Backstage BCN.

Lo que no os he dicho hasta ahora es que normalmente con la decoloración no conseguimos el tono de rubio esperado, así que siempre se aplica un matiz. Mi cabello escupió totalmente ese matiz a la primera lavada, de lo poroso que estaba. Así que, además de no poder peinarme –porque se enredaba solo, sin necesidad de viento, ni nada similar–, tenía el cabello con trozos naranjas.

Champú y acondicionador de la línea restore de Living Proof

Tras ese tratamiento de bótox, me compré el champú y el acondicionador de la línea Restore de Living Proof –la marca de productos para el cabello de Jennifer Aniston–. Es la misma que me ponen siempre que me lavan en Backstage BCN, lo que allí a veces también me hacen el tratamiento con la mascarilla, que es aun más eficaz. Luego vino cortar las puntas. El saneamiento ayudó, pero no acabó de arreglar el destrozo. Aunque sí que noté alguna mejoría gracias a los productos que me estaba aplicando. Luego llegó el aceite Frizz, también de Living Proof, que es una auténtica maravilla.

Cepillo de Beter y aceite Frizz de Living Proof, para recuperar el cabello

¿Y qué más he hecho para recuperar el cabello? También me ha funcionado muy bien la línea Extreme de otra marca que me encanta, Redken. Siempre he tenido muy buena relación con el equipo de Redken y eso ha hecho que pueda probar sus productos. Este es el champú que uso ahora, y que ayuda a mantener cuidado mi pelo.

En casa también he confiado, y lo sigo haciendo, en la línea Repair de Montibello. Ya la usaba antes de que me pasara esto. Probarla con el cabello así era un auténtico reto, y el resultado ha sido muy bueno. Sobre todo su mascarilla, que debes dejar aplicada al menos 10 minutos para que funcione. Estos productos que os he dicho, más los tratamientos que me han hecho en Backstage BCN, han hecho que mi cabello vuelva a estar casi perfecto. En Backstage BCN tienen muchas opciones para reparar el cabello, solo hace falta que te hagan un diagnóstico y ellos mismos te indicarán qué debes hacer.

Mascarilla de la línea Repair de Montibello

Tras contaros mi mala experiencia, solo tengo dos consejos que daros:

1.- No dejéis que os hagan una decoloración tan bestia a no ser que tengáis claro que luego os vais a cortar el cabello.

2.- Haced caso de los consejos de los profesionales, pero con cuidado. Si os dice que os puede cambiar de morena a rubia en un día sin consecuencias fatales, ¡NO OS LO CREÁIS!

Gracias por estar ahí, y recordad que podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Love,

Andrea

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies